Detalle prensa

12-03-2020

Noticia

Hacia una mayor eficiencia en la labor pericial

Una innovadora iniciativa del área Criminalística permitirá contar, a partir de este año, con equipos especializados en el levantamiento de evidencias en cada uno de los Laboratorios de Criminalística (Lacrim) del país. Su principal aporte será la optimización de las capacidades investigativas y periciales, mediante su concurrencia a los sitios del suceso (S.S)


La idea surgió en 2018  y operó hasta diciembre de 2019 como un proyecto piloto. En esa primera etapa se formó al interior del Lacrim Central un equipo de detectives con conocimientos certificados para levantar las evidencias que luego serán sometidas a peritajes. A principios de diciembre, se extendió a todo el país, con la creación de la sección de Recuperadores Criminalísticos (Sercrim).

La dotación mínima proyectada para el país es de 196 expertos en recuperación de evidencias: 25 en el Lacrim Central; 15 en los centros forenses de Iquique, La Serena, Valparaíso, Concepción, Temuco y Puerto Montt, y 9 en los laboratorios ubicados en Arica, Antofagasta, Copiapó, Rancagua, Talca, Chillán, Valdivia, Coyhaique y Punta Arenas.

La creación de la Sercrim “es la respuesta inmediata ante la necesidad por optimizar y perfeccionar el trabajo del sitio del suceso, ya que permite que los especialistas forenses desarrollen su trabajo pericial principalmente en los laboratorios, debiendo concurrir sólo en casos de alta complejidad. Además, facilita la labor investigativa del oficial de caso al reducir el tiempo empleado en labores administrativas, que son aprovechadas para el desarrollo continuo del proceso de investigación criminal” explica el prefecto inspector Eduardo Ullivarri, jefe Nacional de Criminalística.

Entre las funciones de estos equipos se encuentran el análisis exhaustivo y detallado del S.S y sus ramificaciones, asesorar al oficial policial a cargo de la investigación, levantar las evidencias que serán sometidas a peritaje, y apoyar a los peritos en las investigaciones de alta complejidad para fortalecer y afianzar las hipótesis investigativas, entre otras.

En 2019- y en el marco de su fase piloto, los registros estadísticos de la Jefatura Nacional de Criminalística (Jenacrim) muestran que de 8.420 concurrencias realizadas en 2019 por Lacrim Central, 1.982 fueron realizadas por este nuevo equipo forense. La mayor parte de estos S.S. corresponden a robos (875) y homicidios (393).

De acuerdo al prefecto inspector Ullivarri: “Desde su implementación y puesta en marcha (septiembre de 2018) su aporte a la labor diaria no ha pasado desapercibido. Ello ha sido constatado mediante las encuestas de satisfacción aplicadas a oficiales investigadores, quienes evaluaron favorablemente su desempeño en terreno. Las estadísticas dan cuenta de una disminución promedio de un 53,1 % en las concurrencias al sitio del suceso de especialidades críticas como balística; bioquímica y biología; huellografía y dactiloscopía, y química y física. Asimismo, hay una disminución del 13,4% a nivel general del laboratorio, ratificando plenamente el éxito y aporte de estos colaboradores a la investigación profesional de los delitos y el fortalecimiento del capital humano”.


datos2

Actualmente y tras el éxito de la fase piloto, la Jenacrim trabaja en la implementación de las Sercrim regionales. En cuanto al proceso de capacitación de sus integrantes, éste se encuentra en su primera fase de aplicación que incluye a las regiones de Tarapacá, La Araucanía y Biobío. El programa de formación se centra en conocimientos específicos en el área de la criminalística y particularmente en el tratamiento de las evidencias recuperadas, con la finalidad de fortalecer el proceso penal al disponer de personal habilitado y procedimientos certificados.

El fortalecimiento de capacidades va de la mano con la disponibilidad de equipamiento necesario para el desempeño de las labores, éste fue pensado para cumplir con las mismas características de funcionalidad y seguridad, que el utilizado por los peritos para el trabajo de campo. Junto a lo anterior, la sección estará dotada con vehículos recuperadores de evidencias.

De este modo, la 17ª sección del Laboratorio de Criminalística, es un reflejo de la búsqueda permanente de soluciones eficientes para las necesidades de una policía que se proyecta como líder en la investigación de delitos de alta complejidad y acorde al desafío de contar, en el corto plazo, con el centro de análisis forense más moderno de Sudamérica.


 

Galería de fotos