Detalle prensa

6-11-2019

Noticia

Bitrap desarticuló red de trata de personas

Al menos 30 mujeres habrían sido víctimas de una red internacional de trata de personas con ramificaciones en Puerto Montt, Osorno, Temuco, Los Ángeles y Santiago. De acuerdo a la investigación desarrollada por la PDI junto al Ministerio Público, las jóvenes eran captadas en Colombia para trabajar en Chile, donde eran obligadas a ejercer en el comercio sexual.


Se trataría de la investigación más importante por trata de personas para  fines de explotación sexual que se ha desarrollado a la fecha en el país. Sus resultados fueron dados a conocer el martes 5 de abril, luego de un operativo en el que, detectives de la Brigada Investigadora de Trata de Personas (Britrap) Metropolitana allanaron en forma simultanea un total de 9 inmuebles en las ciudades de Temuco, Osorno y Santiago, logrando rescatar a 10 víctimas y detener a  8 personas (6 chilenos y 2 colombianos) sindicadas como integrantes de la organización criminal.

El jefe de la Bitrap, comisario Giordano Lanzarini, explicó que, en esta investigación, iniciada en junio pasado a raíz de la denuncia interpuesta por 8 mujeres, “se logró establecer que ha habido una serie de víctimas que bajo engaño fueron traídas al país y presionadas para ejercer la prostitución y vivir en condiciones muy diferentes a las que les ofrecía esta red de trata”.

“Algunas venían como trabajadoras de casa particular, como modelos, o a ejercer el comercio sexual, pero no en las condiciones de vida que encontraron acá, donde debían alimentarse y trabajar en una misma pieza, privadas de sus teléfonos y con imposibilidad de comunicarse con sus parientes”, agregó el fiscal jefe de Temuco, Alberto Chiffelle.

Las 10 mujeres rescatadas en los allanamientos, que se suman a otras 22 identificadas en la investigación, fueron derivadas a la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos. Mientras que los detenidos arriesgan condenas que van desde 5 años y un día hasta 15 años por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual, y de hasta 20 años por asociación ilícita con estos fines.

La Brigada Investigadora de Trata de Personas fue creada por la PDI en 2012, para precisamente combatir este tipo de delitos, propios del crimen organizado transnacional y que, por tanto, requiere de la cooperación policial internacional para su investigación. En el caso de esta indagatoria, el comisario Lanzarini confirmó que se llevaron a cabo una serie de consultas entre la OCN Santiago y la OCN Bogotá para solicitar antecedentes y ver otras aristas.

A nivel global, Interpol ha informado que en 2018, sus operaciones dieron como resultado el rescate de 600 víctimas de trata de personas, entre ellas casi 100 niños.